Por los cielos: El boom vertical en la infraestructura de Tijuana

El aumento de la densidad en la población de Tijuana está dejando muy poco espacio a nivel del suelo. Por lo tanto, no hay otra opción más que construir hacia arriba. Esto ha creado una nueva tendencia en el mercado residencial: la infraestructura vertical. Hay una gran demanda de departamentos, y no cabe duda de que la mayoría ofrece varios beneficios. Sin embargo, ¿por qué aún se consideran las casas como la mejor opción?

 

Pros de la vida vertical

  •        Las nuevas residencias verticales de Tijuana parecen estar ubicadas en áreas modernas en la ciudad, perfectas para una vida de soltero.
  •        Su ubicación es ideal para que disfrutes de tu vida social, y que tengas acceso rápido a todo lo que necesitas.
  •        El mantenimiento de tu hogar recae en las manos de los dueños del edificio. .

 

Sin embargo, cuando se trata de una familia numerosa, es posible que las características mencionadas anteriormente pierdan su atractivo. Hoy en día, el costo de vivir en un departamento o condominio de lujo y bien ubicado cuesta lo mismo o casi lo mismo que vivir en una casa. Además:

 

Contras de la vida vertical

  •        Siempre existe la posibilidad de que el ambiente externo sea ruidoso o demasiado concurrido; el tráfico, la vida nocturna, y el compartir el edificio con demás familias, puede interrumpir tu paz y tranquilidad.
  •        Tú y tus hijos no podrán disfrutar de la comodidad y la diversión que puede brindar un patio (suerte si algún día tus hijos comienzan a pedir un perro).
  •        Sin mencionar las obvias limitaciones de espacio y la posibilidad de tener vecinos quejumbrosos.
  •        Finalmente, los dueños de los departamentos o condominios pagan cuotas de mantenimiento mensual, que tarde o temprano suman a ser cantidades exuberantes.

 

Beneficios de comprar una casa

  •        Cuando compras una casa, eres el orgulloso dueño de una extensa propiedad privada, perfecta para organizar reuniones y dejar que tus hijos corran libres.
  •        Claro, el mantenimiento, las reparaciones, y todos los gastos que involucran caen en tus manos, pero también tienes el control total de las decisiones sobre la propiedad, ya sea su renovación o remodelación.
  •        El ser dueño de una casa es una gran inversión que viene con un alto valor de reventa, y es una excelente opción para aquellas personas cuyo estilo de vida deseado involucra tranquilidad y libertad creativa.